Cosa difícil y definirse uno. En este caso somos dos, así que más difícil. Por lo pronto, decir los nombres que nos

acompañan hace bastantes años, es fácil. Somos Lucas y Romi.

La idea de hacer objetos de diseño, surgió allá por diciembre del año 2014. Romi le dijo a Lucas: ¿che, que te

parece si hacemos esto? (Cuál niño ilusionado). Lucas, además de ser muy creativo, es muy numérico,

hizo cálculos de costos, y dijo: probemos.

Y así fue como para esa navidad, muchos regalaron cuadritos de La Comarca (familiares y amigos, más que todo).

Poco a poco fuimos generando nuevos clientes, el boca en boca iba muy bien. Recuerdo el día que hicimos una

feria e invitamos a todos los clientes, y una sola de los tantos invitados fue para comprar regalos de La Comarca

para navidad. Yo me sentí realizada, fue a la feria, únicamente por nosotros, fue mágico. Son esas cosas que

te pasan que te hacen sonar la campana de “vas por el buen camino”.

¿Y cómo logramos lo que hacemos? Diseñando distendidamente. Y… ¿Qué es el diseño distendido?

Es poder crear más allá de cualquier barrera, a disposición de la imaginación. Cuidando que cada detalle sea

el que tenías en mente. Diseñar distendidamente, es hacer básicamente lo que uno ama. Es ponerle amor,

a cada diseño, dedicación, pasión; cualidades que luego se ven reflejadas en la sonrisa de las personas y en esa

mirada sorpresiva que dice “ésto era, así tal cual”. Eso queremos ser en La Comarca, esa forma de transmitir lo

que uno imagina, en algo tangible. Diseñamos y fabricamos cada objeto minuciosamente, tratando de que nada

se nos escape, para poder brindarles lo mejor del diseño.

Esperamos sigamos emprendiendo este viaje, por muchos años más. Muchas gracias por acompañarnos

en esta aventura de niño.